Biografía

Nací en Manhattan y crecí en el Greenwich Village de los años 50 y 60. Tuve la suerte de vivir una época única en la historia en un ambiente multiétnico, lleno de debate político y social, y de emociones fuertes. Eran tiempos de mucho optimismo en los que se cuestionaban todas las políticas y las costumbres imperantes, y se emprendían múltiples protestas y experimentos con nuevos modos de vida.

joshua-edelman-jazz-Lower-East-Side-New-York

Mi abuela Frances Israel (de pie, tercera de izquierda a derecha) y sus hermanos. Lower East Side, New York, 1910 (?)

El trasfondo de todo aquel bullicio social era la música, y los cantantes de folk y rock que tanta huella dejaron: Bob Dylan, Simon and Garfunkel, Woody Guthrie, The Beatles, The Rolling Stones, Grateful Dead, Janis Joplin, Jimi Hendrix, Richie Havens…y los cantantes de blues: B.B. King, Muddy Waters, John Lee Hooker, etc. Y por supuesto el jazz y la música clásica. Entre los músicos a los escuchaba regularmente en los locales de la ciudad estaban Thelonious Monk, Charles Mingus, Horace Silver, McCoy Tyner, Sonny Rollins, Freddie Hubbard, Herbie Hancock, Rahsaan Roland Kirk, Art Blakey y muchos más.

Autorretrato de Joshua Edelman, 1974.

Autorretrato. Joshua Edelman, 1974

Mis abuelos eran emigrantes judíos que habían llegado a Nueva York a principios del siglo XX huyendo de la represión antisemita en Rusia, Ucrania y Polonia. En mi familia predominaba más, y sigue predominando, el sentimiento laico y progresista (eran devotos de los libros, las ideas y el arte), pero con una fuerte identificación con las raíces judías. Durante la Segunda Guerra Mundial, mi padre y  dos de sus hermanos lucharon en el frente contra el nazismo.

Mi abuela materna, Frances Israel, era maestra y trabajó toda su vida en los colegios de los barrios más pobres de Nueva York, dedicando mucho esfuerzo a ayudar a personas indefensas y a luchar por los derechos civiles y los derechos de la mujer. Mis padres, arquitectos los dos, trabajaban juntos con un socio en un despacho familiar en Greenwich Village, el barrio donde mi madre, a sus 88 años, aún sigue trabajando. Ellos realizaron una obra muy variada y amplia enfocada, sobre todo, en la vivienda pública y los edificios de uso público como clínicas, iglesias y sinagogas, escuelas, guarderías y residencias para personas mayores. Puedes leer el articulo “An afternoon with Judith Edelman” sobre ella en este enlace. Mi abuelo materno, Abraham Hochberg, tenía un primo hermano al que mi madre se solía referir como “Uncle Yip”, que era Yip Harburg (se había simplificado el apellido), el letrista del conocido Over the Rainbow  de la película El Mago de Oz y de muchos otros míticos temas del repertorio de musicales de la época dorada del cine. Así que el ambiente familiar era estimulante y exigente. Puedes ver más de Yip Harburg en wikipedia.

A los siete años comencé a tomar clases de música con un pianista maravilloso que se llamaba Robert Abramson. El Dr. Abramson era especialista en el método Dalcroze, que consiste en enseñar la música a través del ritmo y los movimientos corporales. Él me introdujo en el piano clásico y en el jazz.  Después tuve a varios maestros, entre ellos a Joseph Prostakoff, pianista, compositor, discípulo de la pianista Abby Whiteside y continuador de su pedagogía. Y a Barry Harris, maestro sin parangón del bebop y uno de los pioneros en la enseñanza del jazz.

Bank Street. La calle de mi infancia.

Bank Street. La calle de mi infancia.

Empecé a trabajar profesionalmente en Nueva York en 1976, tocando con La Big Band de Lynn Oliver, diferentes cantantes, el cuarteto del saxofonista Charley Gerard y dúos de contrabajo y piano. En 1977 y 1978 marché a Guatemala a estudiar intensivamente el castellano, y esta experiencia despertó en mí una gran pasión por el castellano y los idiomas en general. El 9 de enero de 1980 embarqué rumbo a España para dar clases en La Unión Musical de Liria (Valencia) y me trasladé a Valencia capital a finales de 1981. En Valencia me dediqué intensivamente al jazz formando parte de algunos de los primeros grupos que se crearon en España. En esta ciudad también introduje a muchos jóvenes en el jazz, músicos que ahora son consagrados profesionales.

Con mi hermano Marc y nuestros padres, Judith y Harold Edelman en 1973.

Con mi hermano Marc y nuestros padres, Judith y Harold Edelman en 1973.

En 1985 fui requerido por el Taller de Músicos de Madrid para dar clases de jazz, y en agosto de 1986 me instalé definitivamente en esa ciudad.

La actividad musical en el Taller, y en el Madrid de esa época era muy intensa y trabajé sin parar con un sinfín de músicos, entre ellos Sean Levitt,  David Thomas, Perico Sambeat, Pedro Iturralde, Jorge Pardo, Donna Hightower, Michelle McCain, Chuck Israels, Abdu Salim….Logré que el Taller de Músicos trajera a Barry Harris para dar seminarios anuales en los que yo hacía de ayudante e intérprete. Esta tradición duró unos veinte años.

En el verano de 1999 contacté con el virtuoso armonicista Antonio Serrano y realizamos varios meses de conciertos, casi a diario (juntos a Lucho Aguilar y Jimmy Castro), que culminaron en la grabación de un CD en directo en el Café Central de Madrid, Antonio Serrano & Joshua Edelman Trío en el Central. Este grupo se volvió a juntar en 2008 y la amistad  y la complicidad musical que nació en aquellos días aún perdura.
Volviendo a mis raíces, a la muerte de mi padre, Harold Edelman (1923-1998), preparé un programa de música clásica y jazz para un homenaje que se celebró en St. Mark’s Church, en Nueva York, en febrero de 1999. Toqué con mi hijo Gabriel en el chelo y mi amigo Lucho Aguilar en el contrabajo. A instancias de la familia decidí grabar un CD en memoria de mi padre, que se realizó algunos meses más tarde. Para aquel disco reuní, aparte de a Gabi y Lucho, a muchos de los músicos con los que había tocado en los proyectos de años anteriores: Manuel Machado, Perico Sambeat, Antonio Serrano, Norman Hogue, Jimmy Castro, Moisés Porro, Camilo Edwards, Beto Hernández y Luis Dulzaides.

El CD vio la luz en 2001, bajo el título de Conexiones. La grabación del disco fue el detonante de la creación deJoshua Edelman & Conexiones, un grupo estable para directosEn este proyecto participaban Machado, Fernando McCatty, Francisco “Latino” Blanco, Camilo, Beto, Moisés y El León (Ramón González). En la misma presentación del CD Conexiones, en el Café Central de Madrid grabamos en directo un nuevo CD, Fusión de almas que se publicó en 2002.Entre 2000 y 2007 realicé cerca de mil conciertos con estos músicos y con el contrabajista Yelsy Heredia y Moisés Porro en la batería. Este trío participó en un proyecto con Gema Corredera (Gema y Pavel), Clásicos Latinoamericanos. En 2005 recibimos el Premio al Mejor Grupo Español en el III Certamen  de Intérpretes del XXV  Festival Internacional de Jazz de Granada.

Después de doce años de ausencia, en 2004, el trombonista cubano Juan Pablo Torres regresó a España convertido, en Estados Unidos, en una estrella e hicimos dos giras de conciertos con él. A su repentina muerte en 2005, víctima de un tumor cerebral, le dedicamos dos conciertos de homenaje para recaudar fondos para su familia, uno de ellos junto a Bebo Valdés y el otro con el trombonista Steve Turre de invitado y con el que grabé Calle del Rosario (CD/DVD, 2005), bajo el recién creado sello Jazzconexiones, del que Cristina Santolaria, mi mujer, periodista y gestora cultural, es también socia fundadora. La colaboración con Steve Turre ha resultado en conciertos en el Festival de Jazz de Madrid de 2005 y 2006, Festival de Jazz de la Costa del Sol (Estepona) en 2008, Festival de Jazz de Toledo 2009 y el Café Central en 2011.

Con Cristina Santolaria después de un concierto en el parque.

Con Cristina después de un concierto en el parque.

En la primavera de 2007 grabé para King Records de Japón Dreaming On The Fire Escape en el que participaban músicos cubanos y japoneses. Y en ese mismo año, en mi estudio de la calle del Rosario, se grabó la producción Los Mares de China en el que fui pianista, arreglista y co-productor junto al ingeniero de sonido y productor Saúl Santolaria de Sweet Saúl Music Recording Studios y Juan Ibáñez, de Warner Chappell Music. En enero de 2010 me mudé con mi familia a las afueras de Bilbao y decidimos poner en marcha Jazz Cultural Theatre of Bilbao, espacio cultural para la Enseñanza, Investigación y Difusión del jazz.

Partitura de Las Luces de Bertendona.

Partitura de Las Luces de Bertendona.

Jazz Cultural Theatre of Bilbao está emplazado en lo que desde los años 50 y hasta 2010 fue un negocio de iluminación, de lámparas, de material eléctrico muy conocido en Bilbao. El camino hasta convertirlo en lo que hoy es, un espacio para la enseñanza, la investigación y la difusión del jazz, ha sido, en todos los aspectos, verdaderamente “emocionante”. Esta historia unida a la preciosa iluminación nocturna de la calle Bertendona inspiró a Joshua a la composición del tema “Las Luces de Bertendona” [puedes ver el video aquí] , incluído en su último trabajo discográfico “Manhattan Bilbao Jazz-Zubia”