“Tuve la suerte de conocer el jazz de pequeño en Nueva York, en una época en la que esta música todavía conservaba muchas características y autenticidad que hoy en día desgraciadamente se están perdiendo. Hablo de la magia de las raíces africanas, de los nexos con el baile, de los proyectos musicales trabajados con intensa dedicación por colectivos estables de músicos con un enorme poder de comunicación, de un público que vivía intensamente esa expresión artística y cultural. Pienso que hay una gran necesidad de hacer un jazz que refleje esos elementos de raíces, de colectividad, de comunicación y sentimiento; un jazz que guste y emocione a los públicos, como siempre fue, que ayude a generar felicidad y empatía entre las personas”.

Joshua Edelman

Manhattan Bilbao Jazz-Zubia. Un puente de jazz entre culturas.

Texto y fotos: Cristina Santolaria

Manhattan Bilbao Jazz-Zubia es un relato autobiográfico. El más reciente álbum de Joshua Edelman cuenta la historia de un músico de jazz neoyorkino, nieto de emigrantes judíos del este de Europa, que zarpa de Nueva York en 1980 y emprende un viaje transatlántico que le llevará durante más de 30 años a sumergirse en el jazz a lo largo diversas ciudades y culturas del mundo.

Durante esta particular odisea deja tras de sí su Manhattan natal, las tierras del centro y el sur de América de su juventud y los pueblos y ciudades bañadas por el mediterráneo levantino y andaluz en los que encontró amistad e inspiración.  El amor y la mano invisible del destino eligen el mar Cantábrico y Bilbao, cercana, hospitalaria, para, en fraternal reunión, en familia, compartir estas vivencias de nuevo a través del jazz, el hilo conductor, conciliador, renovador, el idioma común que se transforma en puente.

En sus conciertos el artista de Manhattan conjuga  pasado y presente con un lenguaje innovador e integrador. Sobre el escenario la tradición jazzística más venerable arraigada en el bebop y el hardbop conviviendo armónicamente con otras tradiciones musicales y culturales muy queridas y vividas por Edelman: la herencia musical de su raíces judías, la poesía, el baile, la música clásica, la sonoridad de la guitarra flamenca, la huella africana, la música cubana y brasileña y el folklore vasco con la trikitixa y la voz en euskera, elementos, hasta ahora, alejados del jazz.

“No hago otra cosa  que ir contando lo que sucede en mi vida”.

Joshua Edelman al piano

“…Hay algo mágico que ocurre cuando uno expresa una música desde muy adentro y que tiene que ver con su cultura, con sus ancestros… y esas músicas tan aparentemente diferentes resultan totalmente compatibles, como si fuera una sola. Igual que la existencia del mundo. Es la esencia natural de músicas vinculadas al corazón de un pueblo, sin filtros, ni manipulaciones, con voz propia, con resonancias de otros encuentros históricos, de otros espíritus”.

Este nuevo proyecto discográfico está producido por Joshua Edelman y Cristina Santolaria bajo el sello propio Jazz Basque Country Productions, al estilo del jazz neoyorkino de los años 50 y 60, como en anteriores producciones, con  Saúl Santolaria como ingeniero de sonido especialista en este tipo de grabaciones “Old School”. Intervienen 25 músicos de EEUU, Holanda, Cádiz, Armenia, País Vasco, Santander, Cuba, Venezuela, Perú y Chile.

Zubia/Puente/Bridge una hermosa palabra, un concepto elevado en lo físico y en lo abstracto. “Manhattan Bilbao Jazz-Zubia” está dedicado a los puentes por los que la vida transita, esas construcciones indispensables, que, inevitablemente, unen personas y culturas. Y el jazz camina entre ellos, desde el origen, con su legado histórico, innovador, generoso, integrador, adaptándose como instrumento creativo de evolución, de armonía, de diálogo.

“…Desde aquí quiero agradecer a todos los viajeros que han transitado por Manhattan Bilbao Jazz-Zubia: familia, amigos y maestros de variadas culturas y distintos países. El regalo de su esfuerzo, su talento y su cariño quedan aquí patentes. Esperamos que escuchar esta música sea para vosotros tan emocionante como ha sido para nosotros el proceso de creación”.

Para Joshua Edelman el jazz es un instrumento de diálogo, renovador, catalizador, un sinónimo de entendimiento, respeto  y libertad; un idioma de raíces ancestrales afin a la naturaleza del hombre que utiliza para mostrar que en la música no existen fronteras: “la música hecha con respeto a los orígenes, con emoción, con el corazón, es solo una que, irremediablemente, se renueva, se adapta, siguiendo el pulso de la evolución, de la propia existencia”. 

Manhattan Bilbao Jazz-Zubia. CD

joshua-edelman-manhattan-bilbao-jazz-zubia-concierto-santolaria-yelsy Jazz Basque Country Productions. 2014

Joshua Edelman & Cristina Santolaria jazzbasquecountry.com
Saúl Santolaria. Ingeniero de sonido sweetsaulmusic.com

Músicos:
Joshua Edelman. Piano. Rob Schneiderman. Piano. Manuel Machado. Trompeta. Yelsy Heredia. Contrabajo. Moisés Porro. Batería y percusión. Hans Mantel. Contrabajo. Nono García. Guitarra. Lara Sagastizabal. Voz. Xabi Aburruzaga. Trikitixa. Carlos Velasco. Guitarra. Serguei Mesropian. Violonchelo. Charles “Chop”Cooper. Saxofón y voz. Saúl Santolaria. Ingeniero de sonido. Ana Sagastizabal. Voz. Juan Luis Castaño. Batería. Aurora Arteaga. Voz. Ander Edelman. Piano. Julen Edelman. Piano. Yaiza Santolaria. Piano. José Larracoechea. Trompeta. Óscar Águila. Trombón. Ibon Goitia. Alboka/Alto saxofón. Iker de Loma-Osorio. Piano. Brian Aching. Guitarra. Borja Puente. Guitarra. Ledian Mola. Violín.